¡Atención!... Incendió a la vista en el vestuario culé


2016-10-08 15:10 La Liga Por: Patricia Carrasco

Aleix Vidal está pasando un auténtico infierno en Barcelona. Desde que llegara al club en verano de 2015 el trato al jugador ha sido más que lamentable por parte de la entidad. El jugador considera que esta situación no puede seguir así y está convencido de que por mucho que haga Luis Enrique le mantendrá la cruz que sin motivo alguno le ha puesto.

Es tal la falta de tacto del preparador asturiano que ni siquiera ha sido capaz de decirle a la cara las razones por las que le desprecia y le humilla. Prefiere no llevar a un lateral derecho suplente antes que convocarlo a él y eso es algo que le duele, y mucho, al jugador catalán. Se marchó del Sevilla con la ilusión de triunfar en el Camp Nou, pero Luis Enrique se ha empeñado en que no lo haga. Según apunta el diario Sport, la relación entre ambos es más que delicada y en cualquier momento se le puede prender fuego a un vestuario ya de por sí problemático. 



El jugador está muy dolido con el técnico. En el Sevilla era titular indiscutible e incluso se el abrieron las puertas de la selección. Luis Enrique le convenció personalmente de que fichara por el Barcelona prometiéndole cosas que no ha cumplido. Aleix no entiende nada y el entrenador asturiano ni siquiera le ha dado la más mínima explicación. Su estadio anímico es bajísimo y lo único que quiere es coger las maletas y marcharse. Como esto siga así no sería de extrañar que acabaran a golpes. 


Comenta con Facebook