Celos, envidias, falsedad y puñaladas: los conflictos en el vestuario del Barça


2016-03-23 12:03 La Liga Por: Daniel Recio

Ojo. Pese a que desde dentro se venda que el Barcelona es todo felicidad, la realidad es muy diferente: existen varios conflictos en el vestuario culé. Por partes.
La lucha por la titularidad en la portería. No se trata de una competencia sana, los celos se apoderan de Ter Stegen que ve como Claudio Bravo le está ganando el pulso. La situación ha llegado hasta un punto en el que el alemán se ha aislado completamente del resto de sus compañeros, que no entienden la frialdad de Marc-André y la mayoría se posiciona a favor del chileno. Más.

Gerard Piqué es otro de los puntos de conflicto. Los ‘shows’ constantes del central catalán tienen dividido al vestuario entre los que le ríen las gracias y los que no quieren saber nada de sus salidas de tono. Sus constantes ‘guerras’ contra el Real Madrid y los periodistas no benefician en nada al equipo, y sus compañeros demostraron su malestar negándole la capitanía.



Y no solo las palabras de Piqué están dando de qué hablar. Su sueldo es también uno de los temas más comentados. El zaguero es el tercero que más cobra en la plantilla y eso no gusta nada. Las envidias por los salarios corroen al equipo. Mientras que el propio Piqué o Andrés Iniesta se están embolsando un dineral, otros como Sergio Busquets o Ivan Rakitic ven como sus méritos dentro del terreno de juego no están siendo compensados a final de mes.

Messi. El argentino lleva siendo el rey del Barcelona casi desde que subió al primer equipo. Siempre ha estado en lo más alto de la escala salarial, pero ahora ve como su trono está en peligro. Las informaciones que le llegan a Lionel sobre Neymar tienen desconcertado a su entorno y al propio jugador. El brasileño presiona para conseguir un aumento que le acercaría demasiado al astro rosarino.

Y es que la relación entre Neymar y Messi no es tan ‘sana’. Pese a los abrazos delante de las cámaras y los constantes elogios entre los dos, muchos han visto el acercamiento de Neymar al ’10’ como un movimiento interesado para gozar de una protección que lo ha llevado a ganar fuerza/privilegios en el Barcelona. Una relida que Messi ha pillado tarde, pero ha pillado, distanciándose de ‘Ney’ fuera del Camp Nou.

La clase media. El malestar entre losMunir/ Sandro/ Mathieu/ Bartra/ Vermaelen es una evidencia. Los suplentes apenas cuentan para Luis Enrique y se sienten señalados por sus propios compañeros, que no están cómodos jugando con los menos habituales. Los teóricos titulares están totalmente en contra de las rotaciones, y es que cuando entran los suplentes se ven obligados a multiplicar sus esfuerzos. Y aquí viene otro de los problemas.

Aleix Vidal y Arda Turan son dos de estos jugadores que siguen sin encajar en el equipo. El lateral no está teniendo el protagonismo que esperaba cuando llegó evidenciando las primeras malas caras, mientras que el turco no ha captado aún los automatismos del Barça. Sergi Roberto y Rakitic les han relegado al banquillo.

El caso de Dani Alves también ha afectado al vestuario culé. El brasileño es consciente de que el Barça está buscando la manera de venderlo. Las negociaciones para incorporar un nuevo lateral (Bellerín) lo señalan directamente a él, que lo tiene claro: no dejará el Barça para marcharse una liga menor –China-. O viene un equipo europeo ofreciéndole lo mismo que cobra en Barcelona, o se queda. Tambores de guerra.


Comenta con Facebook