¿Debió el Barça acabar con diez por agresión?


2016-01-27 06:01 La Liga Por: Martín Sánchez

El colegiado canario Hernández Hernández no solo se tragó una evidente falta en ataque de Daniel Alves en el 2-1, sino que tampoco vio una polémica jugada protagonizada por Sergio Busquets. El internacional español saltó al terreno de juego en el minuto 70 por Vermaelen con una ovación, pero se debió marchar a las duchas antes de tiempo entre abucheos. Y es que el centrocampista, recién recuperado de un proceso febril, agredió a Aritz Aduriz con un manotazo en la cara, tal y como captaron las cámaras de Canal +.

 



El árbitro por supuesto no vio una acción que debió señalar como roja directa por agresión, algo incomprensible en un minuto, el 88, el que la eliminatoria ya se encontraba resuelta para un conjunto victimista que denuncia continuamente supuestas cacerías rivales.


Comenta con Facebook