El crack del Barça acusado por sus propios compañeros de chantajista


2016-10-11 11:10 La Liga Por: Administrador

La renovación de Sergio Busquets no ha sido un camino de rosas para el jugador ni para el Barça. El mediocentro azulgrana puso un listón de exigencias altísimas poniendo su salario por encima de Gerard Piqué como primera premisa y con multitud de variables que le beneficiaban.

Lo de Piqué no gustó en el vestuario, sin embargo, menos gustó la imposición de su hermano Aitor Busquets como conserje en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí. Pese a que el dinero ya había sido solucionado el centrocampista añadió un ultimátum a su propuesta o le daban un trabajo a su hermano o se marchaba y el club tuvo que asumir la contratación de Aitor. Entre sus compañeros vieron eso como una propuesta desacertada, ya que meter familias en el entorno culé puede traer más problemas que beneficios y que si todos comenzaran a hacerlo el Barça acabaría siendo un equipo de amiguismos, algo que no cuadra con los valores del club. Gustara o no, el hermano de Busquets ya está colocado en el Barça.




Comenta con Facebook