El jugador destrozado tras ser rechazado por el Barça


2017-08-28 12:08 La Liga Por: Carlos Morales

Jean Micheal Seri está en estado de depresión. El jugador del Niza se veía jugando en el FC Barcelona y cuando hace diez días el conjunto catalán se echó atrás se le cayó el mundo al talentoso centrocampista. Para el marfileño la culpa fue sin lugar a dudas del equipo francés.

Seri lo explicó de manera clara: "Al acabar el partido me reuní más de una hora con los dirigentes del Barça y no me dijeron nada sobre la marcha atrás de mi fichaje. Me fui a casa contento y me enteré de la noticia al día siguiente. Me quedé petrificado al ver que la operación se había roto incomprensiblemente. Al enterarme fui a las oficinas del Niza a ver a los directivos para saber qué había pasado y exploté. Las paredes temblaron. Los dirigentes del Niza no me decían nada, no si quiera me miraban a los ojos. Estaba claro que algo pasaba: me prometieron una cosa y no lo cumplieron. Pidieron más dinero por mí del estipulado".



El centrocampista tuvo claro también que el Barça no estuvo a la altura, pero parece que les ha acabado perdonando: "Voy a esperar y dejar mi destino en manos de Dios. Soy aficionado del Barcelona y pase lo que pase siempre llevaré al club en el corazón, aunque lo que ha sucedido me hace mucho daño".


Comenta con Facebook