El Liverpool chafa otra final española en Europa


2016-05-05 23:05 Europa Por: Lucas López

Era demasiado bonito para ser cierto. Hizo los deberes el Sevilla en el Sánchez Pizjuán ante el Shakhtar (3-1), pero no pudo el Villarreal en Anfield con el Liverpool (3-0) y no habrá dos finales completamente españolas esta temporada en Europa.

Luchará el Sevilla en Basilea, no obstante, por su tercer entorchado consecutivo en Europa, algo que no consigue nadie en el continente desde que el Bayern de Múnich levantara tres Copas de Europa entre 1974 y 1976.



El conjunto de Emery cumplió con su papel de favorito y no falló ante su afición. Gameiro, con dos goles en su haber, se convirtió en el héroe de la noche. El delantero francés abrió la lata del Shakhtar en la recta inicial del partido tras un error de Malyshev que le permitió encarar en solitario a Pyatov, al que superó con un disparo entre las piernas. Eduardo, sin embargo, volvía a meter al Shakhtar en la eliminatoria al filo del descanso a pase de Marlos.

Pero lo mejor estaba por llegar. El Pizjuán no paraba de gritar y entró en éxtasis justo después del intermedio cuando de nuevo Gameiro puso por delante al Sevilla tras un pase magistral de Krychowiak.

Apretó el Shakhtar después en busca del gol que hubiera forzado la prórroga, pero dejó de hacerlo cuando Mariano se sacó de la chistera un zapatazo antológico desde el pico derecho del área que se coló por el segundo palo de la meta ucraniana. Era el epílogo perfecto para el Rey de la Europa League.

Peor suerte corrió el Villarreal en Anfield, donde fue devorado por un Liverpool que salió a morder desde el principio y acabó llegando hasta el tuétano del equipo amarillo. El tanto en propia puerta que se hizo Bruno a los cinco minutos no era buen presagio, pero a partir de ahí las cosas tampoco mejoraron para un ‘Submarino Amarillo’ que se vio superado por la cita y por las circunstancias. Sturridge, a pase de Firmino, volteó definitivamente la eliminatoria para el Liverpool tras el descanso. El gol de Lallana ya fue una anécdota, pues por aquel entonces los de Marcelino ya jugaban en inferioridad numérica a causa de la expulsión de Víctor Ruiz cuando todavía faltaban veinte minutos para el final.


Comenta con Facebook