El robo del que no hablarán en Barcelona


2017-04-12 00:04 Europa Por: Carlos Morales

El FC Barcelona salió vapuleado de Turín tras caer por un contundente 3-0 ante la Juventus en una primera parte espectacular del argentino Paulo Dybala, quien suena con fuerza para el Real Madrid y le demostró al mundo que está preparado para jugar en el equipo de Zinedine Zidane.

Sin embargo, el resultado pudo aún ser mayor si el colegiado polaco Szymon Marciniak hubiese dado validez a un tanto legal del colombiano Juan Guillermo Cuadrado en el que señaló fuera de juego previo de Sami Khedira. Fuera de juego que como podéis ver en la imagen del artículo es totalmente inexistente. En esos momentos el resultado era 3-0 en el minuto 72, pero pudo ser el cuarto, un gol que hubiese dejado al Barça más hundido todavía.



El gol anulado no fue el único error del árbitro quien sacó una cartulina amarilla a Sami Khedira por recibir una falta y mandó al limbo un penalti clarísimo de Gerard Piqué. Nada nuevo bajo el sol.


Comenta con Facebook