La curiosa historia de bar de Ivan Rakitic


2016-05-27 14:05 Fuera de Juego Por: Quique Cuesta

En el mundo de los negocios a Ivan Rakitic no le ha ido tan bien como dentro de los terrenos de juego. La historia viene de lejos, pero puede q    ue todavía haya quien no la conozca. Cuando militaba en las filas del Sevilla, allá por 2013, el jugador decidió abrir un restaurante en el barrio de Los Bermejales  junto a su mujer, Raquel Mauri, la hermana de ésta y su cuñado. Lo que no valoró el croata es la ubicación del establecimiento, ubicado muy cerca del Benito Villamarín, estadio del máximo rival de los de Nervión (el Betis).

Esa cercanía provocó que el negocio fuera un rotundo fracaso. Lo reconoció el futbolista poco después de bajar la persiana del local. “Tuve que cerrar el bar porque estaba cerca del estadio del Betis y hubo problemas con sus hinchas”, admitió Rakitic. El garito, situado en la Avenida Finlandia sevillana ofrecía tapas y bebidas a precios populares, pero eso a veces no es suficiente. Al menos, eso pensaron los aficionados béticos.




Comenta con Facebook