La gestión deportiva del Barcelona vuelve a quedar en evidencia


2016-10-08 14:10 La Liga Por: Patricia Carrasco

Desde que Carles Puyol se retirara el Barcelona no termina de encontrar a un central de garantías que acompañe a Gerard Piqué. Hasta ahora, Mascherano había hecho las veces de zaguero, pero su evidente bajón ha terminado por 'crucificarle'. A eso  hay que añadir que los fichajes para esa posición siempre son un auténtico desastre. 

Vermaelen, Mathieu y Umtiti. Todos esos han intentado hacerse con un hueco en el Barcelona, pero ha quedado claro que ninguno de ellos tiene calidad suficiente. El cojunto blaugrana se ha dejado una auténtica millonada en centrales que apenas han jugado un puñado de partidos y que demuestran que en el Camp Nou se les da mejor robar que fichar. Ahora, ante las últimas calamidades de Mascherano, Luis Enrique quiere que se le fiche a otro central. Según Sport, se trata de Kostas Manolas.



El central de la Roma tampoco se puede decir que sea un fuera de serie y además su precio sería elevadísimo teniendo en cuenta la calidad del futbolista. El equipo italiano está dispuesto a sacarle los ojos al Barcelona y si de verdad lo quieren tendrán que abonar 25 millones de euros, aunque podrían ser más si termina renovando con su actual club. Está claro que la gestión deportiva en estos últimos tiempos está en un segundo plano para el Barcelona. Bastante tienen con intentar no ir a la cárcel. 


Comenta con Facebook