La guerra interna que destroza el vestuario del Barça


2016-05-18 11:05 La Liga Por: Pablo Leiva

La desesperación de la directiva del Barça para llegar a un acuerdo con Catar provocó que a deshora se programó un amistoso que llevará a la plantilla de Luis Enrique a Doha dos días después de la final de la Copa del Rey, fechas en la que los jugadores ya deberían estar de vacaciones.

Eso, por supuesto, no ha sentado nada bien en el vestuario. Los futbolistas internacionales verán reducidos sus pocos días libres que tendrán este verano y los que no tienen compromisos con la selección este verano tendrán que retrasar sus vacaciones. La indignación en la plantilla es máxima y se ha llegado a proponer un plante.



El Barça tendría la opción de no jugar ese partido e indemnizar a Catar con una cantidad superior a los dos millones de euros, sin embargo, el principal problema de anular ese partido es la posible ruptura en las negociaciones de un nuevo contrato. Contentar a los jugadores o contentar a Catar, una dilema complicado para la directiva azulgrana.


Comenta con Facebook