La lección de James Rodríguez al equipo


2016-09-25 20:09 La Liga Por: Sergi Gómez

James Rodríguez no disputó ni un solo minuto en el partido ante Las Palmas. Esta vez el elegido fue Isco, mientras que al colombiano le tocó ver el partido desde el banquillo y también desde la banda el rato que estuvo calentando. Este hecho hace unas semanas hubiera sido un gran problema, pero la actitud de James ha cambiado por completo. Zidane le ha hecho ver el camino a seguir para jugar y al colombiano le han sentado muy bien sus palabras, por lo que ha decidido cambiar. Y así se lo demostró a sus compañeros.

En los momentos previos al inicio del partido, James animó uno a uno a sus compañeros antes de que saltaran al césped. Durante el partido, estuvo inquieto en el banquillo. El gol de Asensio tranquilizó momentáneamente al colombiano, que comentaba el partido con Lucas Vázquez e Isco. Cada balón que pasaba cerca del banquillo, James lo aprovechaba para animar al compañero que lo luchaba. El empate a 1 fue un jarro de agua fría, pero él no se vino abajo.



Ya en la segunda mitad, James siguió animando a sus compañeros, aunque de nuevo, antes de saltar al campo, se pudo ver al colombiano abrazando a sus compañeros y animándolos a buscar el segundo gol. Mientras calentaba, Benzema consiguió el deseado gol, y no dudó en ir a dedicárselo a James, quien momentos antes de salir le dijo que marcaría. Tras el último cambio, James se sentó en el banquillo, no le tocaba salir. Pero aprovechó para dar gritos de animo desde la banda a sus compañeros, incluso cuando Las Palmas empató el partido. Ya en el vestuario, más de un compañero se acercó al colombiano para agradecerle las palabras de apoyo durante el partido y los miembros del staff técnico le felicitaron por su actitud.


Comenta con Facebook