La Lista negra en el vestuario del Barça


2016-05-26 11:05 La Liga Por: Eduardo Martín

Robert Fernández tiene trabajo este verano con los jugadores que deberían abandonar el club. El director deportivo del Barça se ha encontrado con un panorama complicado entre las demandas de la directiva, del entrenador y los casos personales del vestuario donde hay vetos y amores.

ALVES



El brasileño parece ser que se irá con nocturnidad del Barça, sin margen de reacción por parte del club y sin ningún tipo de posibilidad de retener a un jugador que tanto Luis Enrique como Leo Messi habían querido que se quedara. Sin embargo, la mala renovación de la temporada pasada dejó al brasileño con una espina clavada con el club que no ha tardado en quitarse de encima. No le han hecho falta pelucas para dejar en mal lugar al Barça de nuevo.

MASCHERANO

Nadie le ha enseñado la puerta de salida, pero cada día sale un nombre nuevo para sustituirlo en el puesto de central titular que acompañe a Piqué -uno que parece intocable-. Además a eso se añade que buscan nuevo pivote suplente para Busquets con lo que se le cierran las puertas al medio del campo. El argentino difícilmente pueda ser titular el año que viene y eso no le gusta nada.

SANDRO

Se le ha enseñado la puerta de salida, pero nadie viene a por él. Aquí el club no parece que vaya a tener ningún problema debido a que el jugador a partir de finales de junio ya no tendrá porque preocuparse por el canario, sin embargo, dejar tirado así al delantero puede empeorar la imagen del club y ser un mal precedente.

ARDA

Quieren venderlo y piden una cifra cercana a los 30 millones, inferior a lo que se pagó por él  pero excesiva para todos los equipos que están interesados en su fichaje y no son del fútbol chino. Se quedará y puede ser un problema, por lo que se le buscará salida hasta el último momento.

BARTRA

El central catalán se quiere ir y el Barça solo le ha puesto un obstáculo: 10-15 millones por su traspaso para dejarlo marchar. Bartra sabe que ahora mismo nadie está dispuesto a pagar eso por él y la guerra para que le bajen su precio de salida parece ser el caballo de batalla que van a tener club y jugador en las próximas semanas.


Comenta con Facebook