Las cinco claves del nuevo fiasco europeo de Guardiola


2016-05-03 23:05 Europa Por: Quique Cuesta

La falta de cintura de Guardiola. El técnico catalán no supo mover su piezas en la partida de ajedrez que le planteó el ‘Cholo’ en la segunda parte. Una vez más, cayó en la trampa atlética. El cambio de Coman por Douglas Costa fue todo lo que se le ocurrió para tratar de cambiar la dinámica de un partido que se le había puesto muy costa arriba tras el gol de Griezmann. No dar minutos a Thiago en la recta final, su pecado capital.

Oblak. Ya nadie se acuerda de Courtois en el Calderón y eso son palabras mayores. El meta volvió a dar una exhibición bajo palos. Quizás pudo hacer algo más en la jugada del primer gol alemán, pero Giménez desvió la trayectoria de la falta botada por Xabi Alonso y eso despistó al esloveno. En la última media hora mantuvo él solito con vida al Atlético. La parada que le hace a Coman en el tramo final resultó decisiva. Sus compañeros deberían hacerle un monumento en el vestuario.



El penalti fallado por Müller. La historia del encuentro podría haber sido otra distinta si su lanzamiento desde los once metros hubiera encontrado la red cuando el marcador reflejaba ya un 1-0 para el Bayern, pero Oblak le adivinó las intenciones y tardó demasiado el equipo alemán en sobreponerse al varapalo, algo que aprovechó el Atlético en el arranque del segundo acto. Torres falló otro penalti con 2-1 en el electrónico, pero la actuación posterior de Oblak hará que nadie recuerde su error esta vez.

El cambio táctico realizado por Simeone al descanso. El técnico argentino acertó de pleno retirando del terreno de juego a Augusto en la media parte e introduciendo a Carrasco en su lugar. El equipo ganó en mordiente y fruto ello llegó el gol del empate tras una combinación entre Torres y Griezmann en la divisoria del campo. Después volvió al plan inicial y pudo costarle caro de no ser por Oblak, pero la suerte esta vez jugó a su favor. Veremos en la final…

Griezmann. Sólo apareció una vez a lo largo de todo el partido, pero lo hizo para marcar el gol que clasifica al Atlético para la final. No se le puede pedir más al francés, que parece tocado por una varita mágica esta temporada de cara al gol.


Comenta con Facebook