Los incendios que amenazan la Liga en el Barça


2016-04-15 12:04 La Liga Por: Daniel Recio

No corren buenos tiempos en Barcelona. La eliminación de la Champions ha sido un duro palo para los de Luis Enrique, a los que todavía les quedan Liga y Copa. Pero las opciones de conquistar estos dos títulos pueden complicarse por los incendios que vive el vestuario culé. Vayamos por partes.

El más intenso en estos momentos es el conflicto entre Luis Enrique y la plantilla. Son varios los pesos pesados del vestuario, y en especial Leo Messi, los que señalan al técnico asturiano como el responsable de la debacle culé. Las alineaciones en los últimos partidos han carecido de sentido, y los cambios introducidos por el entrenador no han servido para cambiar la mala dinámica. Algunos jugadores creen que ‘Lucho’ no ha sabido ganar partidos desde su pizarra y no ha ayudado al equipo a salir de una situación complicada. El final de temporada se antoja difícil para el míster.



Varios nombres propios. Neymar ha tenido un bajón de rendimiento espectacular. Sus fiestas en Brasil no han sentado nada bien a sus compañeros, y además está el tema de su renovación. Las cifras que maneja el brasileño han despertado los celos en el vestuario, y su relación con Messi va de mal en peor.

Arda Turan y Aleix Vidal. Los dos fichajes del verano no están aportando lo esperado. El turco sale cada partido en la segunda mitad y resta más que suma. Además, en el club preocupa su sobrepeso y se cuestiona su compromiso con el club. Aleix Vidal por su parte está de morros con Luis Enrique por su desaparición de los onces, más cuando el nivel de Dani Alves está siendo más que bajo.

Y es el propio Dani Alves otro de los señalados, y no solo por su pobre nivel ofrecido en los últimos partidos. El brasileño parece más preocupado por sus redes sociales que por el rendimiento del equipo, y quitó hierro a la derrota ante el Atlético diciendo que “es solo un partido”.

El tema Ter Stegen - Claudio Bravo todavía sigue coleando. Tras el partido ante el Atlético, el chileno se marchó con cara de pocos amigos. El alemán tuvo algunas acciones poco afortunadas, y son varios los que creen que debería haber estado mejor colocado en el primer gol. La tensión, lejos de rebajarse, va a más.

Rakitic está muy, muy molesto, por ser el señalado en los cambios de Luis Enrique. Las palabras de Messi y otro capos del vestuario, apuntando a la participación de Rafinha en los últimos encuentros como un problema por la falta de forma del jugador, no han sentado nada bien al canterano que apunta matrículas. O la ‘marginación’ de Marc Bartra en el equipo, que tiene a los más próximos al central de uñas con el técnico asturiano.

Y por último, el tema de Piqué. Gerard es uno de los grandes señalados por el vestuario. Sus ‘shows’ han cansado a más de un compañero, y en los momentos duros Piqué ha convertido al Barça en un hazmereír.

Al Barça se le acumulan los problemas en este tramo final de la temporada, y mucho deberán remar si quieren asegurar la Liga y ganarle la final de Copa al Sevilla.


Comenta con Facebook