Luis Enrique queda otra vez en evidencia


2016-10-09 14:10 La Liga Por: Patricia Carrasco

Cuando Luis Enrique tomó las riendas de la dirección deportiva del club y se encargó de confeccionar la plantilla de cara a esta temporada, nadie podía pensar que lo iba a hacer tan mal. El Barcelona se ha gastado una millonada este verano con incorporaciones que no sirven para nada, puesto que el asturiano no cuenta con ellas.

Tras la lesión de Sergi Roberto con la selección, en el Camp Nou no saben que hacer. Resulta curioso que en una plantilla en la que hay jugadores que han costado tanto dinero se preocupen por el hecho de que el lateral derecho, que encima no es lateral derecho, esté con problemas. Pero claro, Luis Enrique le tiene puesta la cruz a Aleix Vidal y la baja del canterano le trastoca los planes al preparador culé, que no sabe a quién poner en esa demarcación en los partidos de las próximas semanas. 



El tener que 'tirar' de Aleix Vidal sería un tremendo varapalo para Luis Enrique. El ex del Sevilla es como un fantasma para su entrenador y si por el preparador fuera seguramente ni entrenaría con ellos. Ahora se puede ver en la obligación de tener que alinearlo, algo que sin duda dejaría en bastante mal lugar al entrenador después de haber menospreciado al futbolista. 


Comenta con Facebook