Neymar... "Un teatrero poco decente"


2016-10-08 11:10 La Liga Por: Patricia Carrasco

Neymar volvió a demostrar ante Bolivia ser un auténtico impresentable dentro del terreno de juego. El futbolista brasileño no supo encajar una falta recibida y 'armó' una tángana que terminó con amarilla para el jugador del Barcelona. 


No es la primera vez que Neymar se comporta de esta manera dentro del terreno de juego. El brasileño se enciende cada vez que le hacen una falta y el último ejemplo fue en el partido del otro día frente a Bolivia, correspondiente a la fase de clasificación sudamericana para el Mundial de Rusia de 2018. Su prepotencia y chulería le costó la amonestación y no podrá jugar el próximo partido. Un gesto evidente de inmadurez por su parte, aunque por otro lado no es nada raro. En Brasil incluso apuntan a que lo hizo aposta.




El carioca fue objeto de una falta normal y corriente y sin venir a cuento se encaró con el futbolista rival dedicándole toda clase de insultos y lindezas. Se cree intocable y se molesta cuando los rivales le dan alguna patada. Quizá debería cambiar su forma irrespetuosa de jugar al fútbol en la que 'vacila' a los contrarios con regates que carecen de sentido alguno o, mejor dicho, solucionar sus problemas con las justicia y tener por fin una vida más ordenada. 
 


Comenta con Facebook