Otro regalo arbitral remata el pase culé


2016-01-27 06:01 La Liga Por: Martín Sánchez

A Luis Enrique le está saliendo redonda la presión a los árbitros que encabezó la semana pasada. Si el sábado pasado el colegiado Jaime Latre se tragó un evidente fuera de juego de Luis Suárez en el primer gol culé, anoche el árbitro canario Hernández Hernández salió al rescate del barcelonismo en los minutos clave del partido.

 



Porque ayer el Athletic se quitó de encima los nervios y salió a morder desde el minuto uno con una presión infernal que arrinconó a un conjunto local que tardó en despedazarse de las sábanas al menos cuarenta y cinco minutos. Iñaki Williams sembró el pánico en el Camp Nou abriendo el marcador, golpe del que no se repuso el conjunto de Luis Enrique durante toda la primera parte. Hubo tensión en un encuentro que se fue igualando con el paso de los minutos, y un Barça grogui no reaccionó hasta que Luis Suárez, en su primer y único remate entre los tres palos, firmó las tablas en el electrónico.

 

A nueve minutos del final, cuando el Athletic todavía creía en llevar la eliminatoria a la prórroga, apareció el árbitro canario Hernández Hernández, que disculpó una evidente falta en ataque de Dani Alves en la jugada en la que un cabezazo de Gerard Piqué remató una eliminatoria, que ampliaría en el descuento Neymar, que deja serias dudas sobre el estado de la plantilla culé.




Comenta con Facebook