1.000 millones a la basura: el mayor negocio frustrado del Barça

1.000 millones a la basura: el mayor negocio frustrado del Barça

| 2022-05-20

| Eduardo Martín

donDiario
donDiario
donDiario

Los azulgranas arrastran sus graves decisiones económicas

El Barcelona siempre ha presumido de 2 cosas, una de sesr los únicos que jugaban al estilo verdadero de fútbol, el único aceptable, menospreciando a otro, y la otra, de La Masía. La mejor cantera del mundo dicen que tienen y que no deja de generar talento. Pero lo cierto es que la realidad que pintan los datos es muy diferente. Ya que siguen viviendo de una buena generación que les surgió, y desde entonces, intentan colocar uno tras otro, grandes pufos.

Pero hay un dato más revelador y que demuestra el negocio frustrado del conjunto blaugrana, y es que han llegado a tirar 1.000 millones a la basura en la enésima demostración que la gestión del equipo es nefasta. Un club que está en una situación delicadísima, con una deuda millonaria que no les permite hacer ningún desembolso sin tener antes que sufrir y cuadrar cuentas para que pueda encajar, y sobre todo con un proyecto deportivo que les ha llevado ca no tener nivel ni para competir en la Europa League.

Si ahora se tiran de los pelos ante la situación que atraviesan, sobre todo viéndose como un ridículo en lo económico, hace no tanto se vanagloriaban de estar montando un proyecto que iba a ser la envidia de todo el mundo. Una plantilla que iba a dominar el panorama futbolístico y a la que todo el mundo iba a temer, eso sí construida a base de talonario, con un despilfarro sin cuartel que les ha conducido a una grave crisis que acabó con Messi en París.

Durante el mandato de Bartomeu, todo eran risas, y lluvia de billetes, con especial mención a 30 fichajes en los que el Barça se gastó 1.000 millones de euros, para que terminarían yendo a la basura. Jugadores que no rindieron al nivel esperado, que apenas tuvieron participación y algunos otros que nadie entendió por qué se pagó tan elevadas cantidades, pero que han conducido a los culés a ser lo que son hoy, un equipo humillado en Europa y que sufre para estar entre los 4 primeros en la Liga.

Seguramente el mejor ejemplo de ello sean el tridente, Dembélé (140 millones), Coutinho (135) y Griezmann (120), todos ellos sin contar las variables que han ido incrementando sus precios. Casi 400 millones que no sólo no han servido para nada, sino de los cuáles no van a recuperar ni la tercera parte con sus salidas. Pero, eso sí, no dudaron ni un instante en firmarles contratos con sueldos desorbitados. De hecho, en algún caso como Unmtiti ha sido una dura losa, cobrando un pastizal, sin contar para nadie, pero sin quererse marchar.

Los hay para todos los gustos. Grandes estrellas que se la pegaron en el Camp Nou, como Arda Turán (37 ‘kilos’) o André Gomes (34), otros que su paso ya nadie recuerda como Malcom (41) o Paulinho (40), algunos que llegaron para calentar banquillo como Paco Alcácer (30) o Neto (26), y alguno incluido en una operación sospechosa como Arthur (31) que se marchó a la Juventus en un intercambio con Pjanic.

Seguramente el premio gordo se lo lleve Douglas Pereira. No por los 4 millones que pagaron por él, sino porque a día de hoy se siguen preguntando qué vieron en él. Ni en Brasil creían que el jugador fuese a tener futuro, pero un club como el Barça vino a por él

donDiario
donDiario
donDiario