Bombazo en París: Messi calienta, más que nunca, su futuro (y Al Khelaïfi está acorralado)


2022-01-07 01:01 Europa Por: Eduardo Martín


Serios problemas para el qatarí


Mucho han cambiado las cosas en París desde el comienzo de temporada hasta ahora. Es cierto que no han pasado ni 5 meses, pero todas las ilusiones y expectativas que tenían con el fichaje de Messi, se han ido desvaneciendo hasta tal punto, que el argentino podría estar preparando un bombazo, con su futuro en el aire, y estando más incierto que nunca.

Después de todo lo que movió el pasado verano con su no renovación por el Barcelona, si su posterior llegada al PSG, ahora podría estar arrepintiéndose de la decisión que tomó, hasta tal punto que estaría replanteándose marcharse de la capital francesa al terminar la temporada. Una decisión que si se produce, podría significar un duro golpe para Al Khelaïfi.



Todo parece indicar que su continuidad estaría supeditada a la conquista de algún gran título, y con la Ligue 1 prácticamente asegurada, el único trofeo posible sería la Liga de Campeones. Está claro que su fichaje tenía especialmente esa misión, la de conseguir levantar por fin la ansiada ‘orejona’, pero o mucho cambian las cosas, o ahora mismo no están entre los máximos favoritos para hacerlo.

De hecho, hay que recordar que pasaron a octavos como segundos de grupo y en esa eliminatoria se enfrentarán al Real Madrid, en dos duelos igualados, pero que podría apearles de la competición más pronto de lo esperado. Sin duda sería un golpe definitivo para el proyecto del PSG, y Al Khelaïfi asistiría impasible a cómo se desmembrana todo lo que han construido estos años, sin haber logrado el objetivo principal.

Hay que recordar que si Messi se termina yendo, también se quedará sin Mbappé, el único miembro del tridente que ha respondido a las expectativas esta temporada. Pero es que además se marchará gratis el 30 de junio al conjunto madridista. Dos pérdidas muy importantes y que parecen cerrar una etapa en el equipo de la capital francesa, que deberán empezar a reconstruir lo más pronto posible. Y es que tan sólo se quedaría Neymar, como único integrante de ese frente de ataque, y el brasileño está más discutido que nunca.

Lo cierto es que la posibilidad de que Leo se marche no es ninguna locura, si tenemos en cuenta como se han desarrollado estos meses desde su llegada a París. A pesar de ser recibido como un ídolo, y de haberle regalado el Balón de Oro, lo cierto es que está realizando una campaña muy mediocre, siendo intrascendente en la gran mayoría de los partidos. Tan sólo lleva 6 goles y 5 asistencias, número muy alejados de los 18 tantos y 15 pases que ya ha dado Mbappé.

No termina de acostumbrarse al juego que plantea Pochettino, con muy poca capacidad de adaptación a sus sistemas. Pero es que además tampoco está a gusto en la ciudad francesa. Parece que no le ha sentado nada bien el cambio de aires, y que el declive que venía anunciando las últimas temporada, esta se ha acentuado de forma muy ostentosa. Por lo que habrá que ver qué ocurre con su futuro. Ya que si no ganan la Champions, se replantea seriamente abandonar el club.

Comenta con Facebook