Ceferin seguirá 'robando' dinero: quiere hacer una Superliga

Ceferin seguirá 'robando' dinero: quiere hacer una Superliga

| 2022-05-14

| Carlos Morales

donDiario
donDiario
donDiario

Dudosa decisión la tomada por la UEFA

Ceferin sigue demostrando que no tiene fin. Si durante meses se ha dedicado a atacar de forma irracional al Real Madrid, y sobre todo a Florentino, por crear la Superliga, ahora, el presidente de la UEFA estaría pensando en crear la suya propia, como siempre para seguir amasando una gran fortuna, que como ha demostrado en innumerables ocasiones, es su gran prioridad.

Quiere crear una competición a su medida, en la que mejoren la calidad de los partidos, pero en la que primará la desigualdad, sólo para poder seguir ‘robando’ más dinero. Y es que mientras los clubes piden un reparto más justo del dinero que ellos mismos genera con los derechos televisivos, Ceferin parece sólo pensar en darle una vuelta rocambolesca a su competición, siempre sin pensar en qué es lo más beneficioso para los jugadores.

En un calendario saturado, en el que el exceso de partidos pasa factura al físico de los jugadores, y que en numerosas ocasiones se han quejado de lo apretado que está todo, la nueva idea pasa por añadir más partidos, con una liguilla de 8 partidos, algunos para pasar a unos octavos de final, lo que supondrá jugar 2 partidos más, que comprimirán todo todavía más, en una decisión muy poco comprensible vista desde los ojos de cualquier futbolista.

Pero además, esos 8 encuentros en esa primera fase, serán ante 8 rivales distintos, por lo que mientras a un equipo le podría tocar un calendario con Madrid, Manchester City, Bayern de Múnich o Liverpool, a otro podría tocarle el CSKA, el Lille, Sheriff y Dinamo, sin menospreciar a ningún equipo, pero sin duda de menor calidad lo que desvirtuaría la competición, creando desigualdades en la dificultad que tendría cada conjunto.

Está claro que la intención de Ceferin es hacer negocio. Aunque trata de disfrazarlo de preocupación por el fútbol, lo cierto es que ya ha demostrado en reiteradas ocasiones su objetivo. Así lo hizo durante la pandemia, cuando no dudó en subirse el sueldo mientras le pedía contención a los clubes. O recientemente, sobre el tema de las entradas en la final de la Champions, cuando defendió el reparto a los sponsors de un mayor número de los que les corresponden a los finalistas.

Con este nuevo formato de competición, vuelve a hacer una Champions a su medida, con emparejamientos dispares, en los que también habrá cabida para invitaciones, y que el reparto de derechos les seguiría favoreciendo a los mismos de siempre. Curiosamente a la Superliga le echaban en cara que hubiese clubes que entrasen de este modo, por considerarlo un sistema injusto. Sin embargo, el reparto de dinero iba a beneficiar a todos los participantes, mucho más allá de las sobras que les dan ahora.

Y es que, el porcentaje de dinero que le llega los equipos es mucho menor del que generan. Esa ha sido la principal queja que han tenido durante todo este tiempo y por la cual, se lanzaron a crear la Superliga, una nueva competición en la que ese dinero se repartiera de una manera equilibrada, para así salir ganando todos e invertirlo en mejorar y en hacer más atractivo los partidos al espectador.

donDiario
donDiario
donDiario