Decepción y lío muy gordo: Messi está muy enfadado con Piqué


2021-12-24 01:12 Fuera de Juego Por: Carlos Morales


Le acusa de su marcha


Estalló la bomba en Barcelona. Mientras en el aspecto deportivo, el equipo rendía y obtenía resultados positivos, todo iba bien. Pero según fueron acumulando tropiezos las situaciones se fueron sucediendo, y terminaron de explotar cuando Messi se marchó el pasado verano.

Y es que el argentino cargó contra el club, con aquella famosa frase en su despedida, con la que ponía en duda que el conjunto blaugrana hubiese hecho todo lo posible para retenerle. Pero es posible que ese dardo tuviese un segundo destinatario, y es que su relación con Piqué estaba muy deteriorada.



De hecho, aunque han pasado los meses, la decepción con el central sigue siendo muy grande por parte del rosarino, y eso que habían sido amigos desde pequeños, cuando coincidieron en las categorías inferiores. Parecían inseparables en el vestuario, pero todo se dinamitó. Hasta tal punto, que parece que su relación está rota. Hace semanas confesaba que, aunque está en París, “hablo seguido con el Kun Agüero, que no fue compañero pero que es un gran amigo. Con Busi, con Jordi Alba también hablo seguido", pero ni rastro de Piqué.

En primer lugar, por el consejo que le dio Gerard a Laporta para que se deshiciese de Leo, pero no es lo único. No le han gustado nada comentarios que ha hecho, como el que realizó en una entrevista con El País: "Pienso en que si se renovaba a Leo los números iban a ser muy complicados. No sé si era viable o no haciendo todos un esfuerzo monumental. No tengo la información".

Tampoco le gustó la comparativa que hizo entre él y Cristiano Ronaldo a raíz de su marcha: "Es que nunca te imaginas que se pueda ir. Pero claro que es difícil que se vaya el mejor jugador de tu historia. Aunque era un momento que tenía que llegar. Es importante ver cómo reacciona el club. El Madrid, cuando se fue Cristiano, pasó también una época en la que no le metía un gol al arcoíris. Nosotros hemos vivido de Leo muchos años y ahora tenemos que encontrar nuevos referentes".

Aunque posiblemente el hecho que más le dolió y con el que considera al catalán como cómplice de Laporta en una operación orquestada que terminó con su salida, es con las bajadas de sueldos. Leo estaba dispuesto a bajárselo hasta en un 50 por ciento, pero aun así era suficiente. Tampoco ofreció bajárselo más, pero lo molestó que Piqué y el resto de capitanes no tomara la misma decisión para que el pudiese quedarse, por lo que también les considera responsables de su marcha.

Todo esto ha hecho que, aunque ya han pasado los meses desde que cambió Barcelona por París, siga muy dolido, especialmente con Gerard Piqué. Su amistad de años saltó por los aires en las últimas semanas en las que compartieron vestuario hasta tal punto, que ahora mismo no tienen relación alguna. El argentino está muy decepcionado con el catalán, y su enfado no tiene visos de que se vaya a diluir tan fácilmente.

Comenta con Facebook