Dembélé quiere ser el nuevo Messi: quiere meter al Barça más hondo en su deuda y pide salario de Balón de Oro


2021-11-29 01:11 La Liga Por: Lucas López


Siguen las negociaciones para renovarle


El futuro de Dembélé sigue trayendo de cabeza al Barcelona. En los despachos esperaban haber solucionado su renovación mucho antes, pero lo cierto es que a día de hoy siguen sin hacerlo. La situación cada vez se complica más y el acuerdo podría terminar destrozando a un equipo que no está para hacer demasiadas concesiones.

El francés termina contrato en 2022 y la prioridad del club es la de prolongar su vinculación más allá. No quieren que se marche gratis este próximo verano, una jugada que ha sondeado el ‘mosquito’, pensando en darle una puñalada por la espalda al club, y que todavía no habría rechazado. Sin embargo, él también está interesado en quedarse en la Ciudad Condal.



A sus 24 años, y después de haber desembolsado 135 millones hace 5 temporadas por él, en los despachos azulgranas no quieren ni oír hablar de una marcha a coste cero el próximo mes de julio, ya que sería un duro golpe después de semejante despilfarrado en un jugador que está lejos de demostrar que vale ese dinero y que no ha terminado de triunfar en el club culé.

Pero como decimos, las negociaciones continúan. Ambas partes están interesadas en llegar a un acuerdo, pero las exigencias del jugador podrían ser demasiado elevadas, siendo prácticamente inalcanzables para el club. Y es que hay que recordar que la millonaria deuda que arrastran, limita mucho los movimientos debido al margen que les queda con el límite salarial.

Hay que tener en cuenta que desde que comenzó la temporada, Laporta no ha parado de soltar dinero. La marcha de Koeman y su finiquito, las renovaciones de Ansu Fati y Pedri que han conllevado un aumento de ficha más que considerable, o la llegada de Xavi y su cuerpo técnico, han sido gastos en su mayoría imprevistos y que hacen mucho daño a una entidad que atraviesa las dificultades financieras ya comentadas.

Pero a Dembélé parece que eso le da un poco igual. Él tiene claro que quiere mejorar su estatus dentro de la plantilla, y tiene pensado hacerlo con unas exigencias que el club tendrá que aceptar si quiere seguir contando con sus servicios y no hacer un nuevo ridículo, otro más, en un mercado de fichajes. Por eso las reuniones para acercar posturas se suceden, aunque de momento ninguna se traduce en buenas noticias.

Ousmane considera insuficiente las ofertas que le han presentado desde el club. Y más ahora que el Newcastle ya ha mostrado su interés por él, y le estaría presentado una oferta mareante para hacerse con sus servicios. Por eso exige mucho más al Barcelona, quiere un salario de Balón de Oro, estatus que le otorgó Xavi a su llegada. Y parece que poco le importa la situación financiera que este atravesando el club en la actualidad. Quiere repetir la jugada que en su día hizo Messi, metiendo al club más hondo en su deuda, todo con tal de obtener un salario elevadísimo, que ya veremos si tragan, como hicieron anteriormente con el argentino.

Comenta con Facebook