El partido más especial del ex madridista Casillas en Anfield


2018-03-07 09:03 Europa Por: Blanca García

Iker Casillas jugó su último partido de la Champions ante el Liverpool.

La leyenda que jugó en el Real Madrid, Iker Casillas, dijo, tal vez, adiós a la Champions League con el Oporto de forma definitiva. El portero de Móstoles, con el 0-0 cosechado en Anfield, puso punto y final a su andadura en la competición continental tras quedar eliminado de Europa con los portugueses. Lo hizo en su partido más especial, el encuentro número 171 del portero en la Copa de Europa.



Iker Casillas es el jugador con más partidos disputados en la historia de la Champions League con 170 encuentros a sus espaldas. El ex portero del Real Madrid, actualmente en el Oporto, se convirtió el 15 de septiembre de 1999 ante el Olympiacos griego en el portero más joven en debutar en Liga de Campeones con 18 años y 118 días.

Desde entonces ha disputado 19 ediciones de la Champions, y lidera la tabla de los jugadores con más partidos en la máxima competición europea por delante de Xavi Hernández (157) y Cristiano Ronaldo (151). El siguiente madridista en la tabla es Raúl González (5º con 144 partidos disputados). También aparecen en el top10 Clarence Seedorf (131) y Roberto Carlos (128).

Su Real Madrid vapuleó al PSG

El Real Madrid bordó el fútbol en el Parque de Los Príncipes. Los merengues golearon en la eliminatoria 2-5 al PSG y superaron a los franceses con un 1-2 en París que ha formado un nuevo capítulo de la larga historia madridista. El equipo blanco ha superado a los galos en todos los registros, pero especialmente, en cinco grandes puntos ha ‘reventado’ el partido.

La posesión ha sido lo más igualado del partido (50’2% del Real Madrid y 49’8 de los de Unai Emery). En los disparos a portería también se lleva la palma el conjunto de Zinedine Zidane (22, 6 a portería, por 8, 3 a portería del PSG). Dos grandes registros, pero que no han sido los únicos que ha dominado el Real Madrid.

También en el apartado de pases (586 a 576), además de estar un 54% del tiempo en campo rival. Tampoco se salva el aspecto defensivo, el Real Madrid ha impartido un máster sobre cómo se debe de defender un equipo, atacando, y ha conseguido descolocar en todo momento a los parisinos.

119 a 142 pérdidas de balón, un aspecto negativo al que también se supera al PSG. Y en las recuperaciones, una de las grandes claves del encuentro, los blancos han conseguido un total de 68 por encima de los 57 del equipo local en el Parque de Los Príncipes. 5 detalles fundamentales que demuestran que el conjunto de Zizouarrasó y dominó en todas las facetas a los franceses. Un dominio que bien vale seguir soñando con la decimotercera Champions en Kiev.