En el Barça reconocen que el zarpazo final de su crisis se lo dio Messi


2021-10-14 00:10 Fichajes Por: Manuel Calero


No quiso jugar ni gratis en el Barça.


El FC Barcelona afronta la crisis económica más importante de su historia. El club está al borde de la quiebra, o de convertirse en sociedad anónima, y la directiva de Joan Laporta trabaja para solucionar la papeleta lo antes posible. En el Camp Nou soñaban con fichar a Neymar, pero han tenido que conformarse con el tercer delantero del Sevilla, Luuk De Jong, y además han tenido que dejar marchar a Leo Messi.

El presidente culé ganó las elecciones con la promesa de renovar al argentino. Al llegar al 'poder' decía que todo avanzaba adecuadamente, pero de la noche a la mañana Messi cogió un vuelo a París y fue presentado con honores en el Parque de los Príncipes. No le podían pagar.



Han anunciado unas pérdidas de 481 millones de euros tras cerrar las cuentas del ejercicio 2020/21. Y los culés confiaban en que Laporta fichara a algún galáctico, como Haaland, además de por supuesto garantizar la continuidad de Leo Messi. Al final no fue ni una cosa ni la otra.

Hace unos días el fantasioso Laporta reconoció que pensaba que Messi acabaría jugando gratis en el Barça para que pudieran inscribirle: "Tuve la esperanza de que a última hora hubiese un cambio de ritmo y dijese: ‘Juego gratis’. A mi me hubiese gustado y la Liga lo hubiese aceptado. Pero un jugador de su nivel no podía hacerlo. Lo pensé porque lo conozco, subió conmigo al primer equipo y ayudé mucho a su familia. Además, él sabía que cuando recuperásemos la economía del club se le correspondería". Sus declaraciones dieron la vuelta al mundo. ¿De verdad pensaba que una estrella mundial como el argentino iba a aceptar jugar durante un año gratis?

Pues ahora el vicepresidente económico, Eduard Romeu, asegura algo parecido. Continúa el circo culé. "Soy igual de iluso que el presidente, sí. Es muy lícito lo que ha hecho Messi, fichando por el PSG, y esto no es ninguna crítica. Pero viendo todos los inconvenientes que nos ponían y siendo consciente del esfuerzo que hacía el club, hubo un momento en el que pensé que podría jugar gratis. Es muy legítimo que un jugador pudiera hacer esta acción por amor a un club y a unos colores", explicó.

Al final, aunque lo camufle con palabras bonitas, Eduard Romeu está lanzando un 'palo' a Messi. Igual que Joan Laporta, que ha aprovechado su última entrevista para dejar claro que el argentino se fue porque quiso. Tenía la posibilidad de seguir en el club de su vida y retirarse allí si por un tiempo, hasta que el club solucionase su situación, jugara gratis.

Messi tiene dinero para vivir cuatro o cinco vidas y, si no ha aceptado seguir en el Barça, es porque quería seguir engordando su cuenta. Además, ya quiso marcharse el año anterior con el famoso burofax, y se lo impidieron. Los petrodólares del PSG seducen a cualquiera, por muchos ceros que tengas, y más si le prometían jugar con sus amigos Neymar Jr, Ángel Di María, Leonardo Paredes...

Comenta con Facebook