Exclusiva: la suplencia de Griezmann en el Pizjuán, culpa de Messi y Piqué


2021-02-28 07:02 La Liga Por: Manuel Calero


Antoine Griezmann fue el sacrificado de Koeman; la relación con sus compañeros, a peor, mientras el entrenador holandés prescinde de él.


El Barça se jugaba todas las opciones de meterse en la lucha por LaLiga si ganaba en Sevilla.

En el Ramón Sánchez Pizjuán no se pudo ver a Antoine Griezmann ni calentando.



Koeman cambió de sistema y pasó al 5-3-2 borrando al francés del once titular y de la lista de cambios. Los pesos pesados no lo tragan.

La situación entre Griezmann y los pesos pesados del Barça es insostenible. La última polémica entre Piqué y Antoine, en el Barça-PSG, fue clave.

Ambos se insultaron sobre el terreno de juego, sin miedo a las cámaras, y la situación está rota. Más rota, incluso, con Leo Messi. Ambos dejaron en el aire que era una tarde para dar el tallo en Nervión y, quizá, Ronald Koeman les hizo caso.

Griezmann más que 'sumar' y 'ayudar'... desestabiliza. Falla ocasiones claras y vive de rencillas, de forma permanente. Koeman lo sabe.

Es lo que apuntan los periodistas que cubren la actualidad del Barça y con los que se ha puesto en contacto MOL. Griezmann vivió en soledad la victoria (0-2) en Sevilla e incluso vio como el joven Ilax Moriba está por encima de la lista de cambios.

Manita arbitral, pero mejor versión culé sin Griezmann

El FC Barcelona, cierto es, jugó mejor sin Antoine en el césped. Su apática versión vista en otros partidos fue superada, ampliamente, por el buen hacer de Dembélé.

Cierto es que ahí estuvo Hernández Hernández para sujetarles en dos momentos claves (la mano de Lenglet en el 0-1 y la roja por doble amarilla a Messi al agarrar a Koundé), aunque los culés pusieron ganas y mostraron una versión totalmente distinta a la que mostraron ante el Elche.

Sin Griezmann. El lío con el francés está más que servido.