Haaland sigue viendo como el Borussia Dortmund se le queda pequeño


2021-04-07 00:04 Fichajes Por: Manuel Calero


Los errores individuales condenan al Dortmund pero no cierran la eliminatoria.


Manchester City y Borussia Dortmund han disputado un partido donde no han ocurrido demasiadas cosas pero donde los fallos de los alemanes han permitido a los ingleses obtener la ventaja (2-1) en la eliminatoria.

Los de la Bundesliga se presentaban tras prácticamente despedirse de la clasificación para la Liga de Campeones, perdiendo (1-2) ante el Eintracht Frankfurt, al quedarse a siete puntos del cuarto puesto en la competición doméstica. Todo lo contrario ocurría con los de la Premier League, que venían de 16 triunfos en los 17 envites más recientes.



Pese a ser una de las eliminatorias más diferenciadas de cuartos de final, sino de lo que más, ha sido un encuentro donde no han sucedido demasiadas ocasiones para los dos equipos.

Sí que es cierto que el colegiado ha tenido dos decisiones complicadas, como no señalar un penalti en la primera parte en favor del Manchester City y sí una falta del Borussia Dortmund por plancha antes de marcar. Ambas jugadas pueden terminar favoreciendo o perjudicando a ambos, eran muy delicadas.

Un error a la hora de iniciar un contragolpe de Emre Can ha originado la jugada del primer gol del conjunto inglés, mientras que el segundo ha llegado en los instantes finales con un mal marcaje de Thomas Meunier.

En ambas ocasiones, el tanto ha llegado desde prácticamente el vértice del área pequeña. Entre ellos, Marco Reus ha resuelto una ocasión que parecía dejar un empate definitivo tras una gran asistencia de Erling Haaland, que hoy ha fallado un uno contra uno ante Éderson Moraes al inicio del segundo tiempo.

La eliminatoria queda muy abierta para la vuelta, que tendrá lugar la próxima semana en Dortmund y donde los alemanes ya saben que pueden crearle dificultades a los británicos. Deberán mostrar si han aprendido la lección y reducen al mínimo los errores individuales, sino tendrán prácticamente imposible dar la campanada ante uno de los grandes favoritos para hacerse con el torneo más valioso a nivel de clubes.

Comenta con Facebook