La fractura del vestuario del Barça por culpa de Gerard Piqué


2017-10-02 09:10 La Liga Por: Carlos Morales

La reunión previa al partido ante Las Palmas fue más tensa de lo que se advirtió en el partido del Barça. Gerard Piqué, que al final del partido saldría a hacer su actuación, fue uno de los cabecillas de los que promovieron no jugar el encuentro. Sin embargo, pocos futbolistas le acompañaron: Sergi Roberto fue el más representativo.

Como avisó el propio Piqué, había sido su peor día como futbolista, y mucho tuvo que ver por lo que se dijo y los bandos que hubo en el vestuario. Los no catalanistas como Iniesta no quisieron apoyar a Piqué, quien vio como los extranjeros con Messi incluido solo pensaban en jugar el encuentro. 



Finalmente el partido se disputó, el Barça ganó, pero perdió mucho más, ya que el vestuario está más roto que nunca y parece que lo peor todavía está por llegar en el ámbito institucional con las dimisiones de varios miembros de la Junta Directiva que podrían hacer caer a Josep Maria Bartomeu. Lo que no han conseguido los votos de la moción de censura, podría conseguirlo un referendum ilegal.