La mafia culé, al descubierto: el moggigate culé con los arbitrajes (I)


2021-10-15 00:10 La Liga Por: Manuel Calero


Han mantenido durante año una trama y siguen impunes


Lo vivido en el fútbol español difícilmente se podrá repetir en cualquier otra liga del mundo. En los últimos días hemos asistido incrédulos a una polémica decisión arbitral que le costó a España la Nations League y se la entregó en bandeja a Francia. Algunos dicen que con el reglamento en la mano, el gol de Mbappé es legal y está bien concedido, pero otros se echan las manos a la cabeza ante lo que consideran un clamoroso fuera de juego.

Muchos están escandalizados ante lo que consideran un error arbitral sin precedentes. Sin embargo, se ve que tienen la memoria muy corta, o que cuando ellos son los favorecidos no quieren ver la realidad. Y es que en España, hemos visto arbitrajes de ese tipo una jornada sí y otra también. Tanto, que muchos ya lo llaman el moggigate culé.



Para quien no recuerde este caso, también conocido como Calciopoli, fue un escándalo deportivo en el que se descubrió como algunos directivos de clubes italiano, entre otros de la Juventus y el Milan, habían influido en las designaciones de los colegiados, colocando a árbitros favorecedores a sus intereses en partidos clave.

Pero ahora, en España podríamos estar viviendo una segunda parte de esa trama, aunque como bien comentan algunos usuarios en Twitter, eso sería un juego de niños. Y es que llevan años influyendo directa o indirectamente en decisión que sin duda afectan al desarrollo de la competición, mientras todo el mundo mira para otro lado dejándoles hacer y deshacer a su antojo.

Hay que tener en cuenta que el actual responsable del VAR, Clos Gómez, trae grandes recuerdos al Barcelona, ya que nunca perdieron con él arbitrando. Pero la cosa no queda ahí. El actual presidente del Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol, hace unos años de jactaba de ser "el más villarista" de los árbitros. Algo que sin duda llamará la atención, ya que en las campañas del ex presidente de la RFEF, él le consiguió un buen número de votos. ¿Y quién fue el gran valedor de Villar en aquellas elecciones? En efecto, Joan Laporta.

A pesar de todo lo grave que ya es esto, de tener personas tan afines a los culés en puestos importantes con respecto a los colegiados, la cosa no termina aquí. Villar acabó en la cárcel por el caso Soulé, y en las escuchas telefónicas que investigó la guardia civil, aparecen conversaciones telefónicas que implican a Cerezo, presidente del Atlético de Madrid y a Gaspart, ex presidente del Barcelona, tratando de buscar favores para sus equipos. El rojiblanco llamó al presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, mientras que el culé además era el vicepresidente con Villar.

Como es lógico, aquí no pasó nada, a pesar de las quejas del Real Madrid, ante lo que era una clara adulteración de la competición. Y es que desde que los blancos apoyaron a Gerardo González Otero en las elecciones de 2004 contra Villar, finalmente ganó este último, vieron como su presencia en la Ciudad del Fútbol disminuía, y comenzaron los tratos de favor hacia otros equipos.

Comenta con Facebook