La mafia culé, al descubierto (V): compinchados con la realización de la TV para favorecer los robos


2021-10-21 00:10 La Liga Por: Carlos Morales


Los secretos ocultos durante años, la descubierto


Continuamos el serial en el que sacamos a la luz toda la mafia culé que lleva instalada en el fútbol español durante años y que todavía sigue estando instaurada ante la impunidad de las instituciones que siguen mirando hacia otro lado. Y es que mientras el resto de equipos ven como los fallos arbitrales les perjudican, o les favorecen, hay un club que sistemáticamente sale beneficiado de las decisiones, aunque se encargan de hacer creer a la gente de que eso no ocurre.

Y es que ya no es sólo que se haya perseguido a árbitros para que piten en contra del Madrid, o han intentado influir en las designaciones arbitrales para colocar a sus favoritos en los partidos clave de cada temporada. Van más lejos y la mafia culé llega hasta la realización de la televisión, para intentar que sus robos se maquillen, y cuando los rivales salen perjudicados ocultarlo.



Seguro que alguna vez has estado viendo un partido y una jugada polémica apenas te has percatado. Ni una sola repetición o si la hay es de una toma lejana que apenas aclara nada. Mientras que luego, de una jugada intrascendente tiene muchas tomas, con la máxima tecnología y casi son capaces de enseñarte las gotas de sudor cayendo por la frente el atacante. No es que se hayan despistado, es que hasta ese punto llega el despropósito.

En este caso, la figura responsable es Óscar Lago, el realizador de Mediapro que se encarga de tomar las decisiones de qué cámara pinchar y qué repeticiones dar en un partido, así como de incluir imágenes en 3D para facilitar al espectador el visionado de los aspectos más críticos del juego. Un trabajo que realiza en los partidos de Liga, pero también en algunos de Liga de Campeones en los que tiene participación algún equipo español.

Esta persona, la encargada mostrar las imágenes al espectador para que decida si lo que el árbitro ha señalado está bien o está mal, le pierden los colores. Y es que no es que no puede ocultar su fanatismo por el Barcelona, es que presume de ello. Sus redes sociales están plagadas de fotos con culés como Luis Suárez o con una de las Champions ganada por el club catalán. Algo que incluso podría ser normal, a pesar de su puesto, ya que cada uno es libre de ser seguidor del equipo que quiera.

Aunque choca que muestre su forofismo y antimadridismo con tweets que sólo buscan la polémica. Quizás por ahí se entiende un poco más por qué se le colocó en ese puesto y por qué muchas jugadas desaparecen en el olvido en función de si favorecen a uno u otro equipo.

Pero es que este hecho no es nuevo ni se está destacando ahora. Pero como suele ocurrir en estos casos, parece que el Madrid no tiene derecho a quejarse, cuando año tras año es el gran perjudicado por la mafia culé que tienen montada, salpicando incluso a la realización de televisión, para ocultar robos. Los blancos se quejaron en 2017 por el trato televisivo y el hecho de que determinadas jugadas, en las que siempre salía perjudicado, siempre se pasasen por alto en la repetición. Algo que pese a estar demostrado, sigue ocurriendo y nadie hace nada.

Comenta con Facebook