La nueva vida de Cicinho tras el Madrid: alcoholismo y refugio en la religión


2021-09-16 00:09 Fuera de Juego Por: Carlos Morales


Sus problemas con el alcohol marcaron su carrera


En el año 2005 el Madrid se encontraba buscando un lateral derecho. Es cierto que Michel Salgado había sido el dueño de la posición durante muchas campañas, pero el gallego se aproximaba al final de su carrera. Para sustituirle ficharon a Sergio Ramos, que por aquel entonces jugaba pegado a banda, y en el mercado de invierno llegó Cicinho.

Ese joven brasileño llegó con la comparativa a sus espaldas de ser el nuevo Cafú. Mucho peso sobre sus hombros. En su primera temporada dejó detalles de su calidad, con 3 goles en 24 partidos. Estaba en el Madrid de los Galácticos, pero en la segunda cayó lesionado y perdió la confianza de Capello, dejándole casi sin minutos y provocando su salida a la Roma.



Sin embargo, nunca llegó a rendir al mejor nivel. Se fue cedido al Sao Paulo y al Villarreal, y deambuló por varios equipos hasta retirarse en el 2018. En ese momento realizó su mayor confesión: había sufrido alcoholismo, que sin duda afectó a su rendimiento deportivo.

Aseguró que “comencé a beber con 13 para 14 años, estuve 20 años bebiendo" llegando a tomarse unas 10 cervezas al día. Pero parece que esa etapa ya ha quedado atrás. Comenzó la rehabilitación de los problemas con el alcohol cuando conoció a su mujer.

Cicinho regresó a su país, a un pequeño pueblo llamado Sao Luis de Montes Belos y allí es embajador del Real Madrid en Brasil. También dirige un campus para niños y está construyendo un centro deportivo en la región de Goias. Tras superar sus problemas con el alcohol encontró refugio en la religión. Ahora predica de manera itinerante por iglesias, contando su experiencia y cómo logró salir de sus problemas gracias a Dios.

Comenta con Facebook