La 'Shisha', el último escándalo (y gravísimo) con el que tendrá que lidiar Xavi en el vestuario culé


2021-11-18 01:11 La Liga Por: Manuel Calero


Empeora la situación para el nuevo entrenador blaugrana


El vestuario del Barcelona está siendo una caja de sorpresas en la que nunca sabes qué te vas a encontrar. Eso por lo menos debe estar pensando Xavi a su llegada, y para su desgracia, no es una caja de bombones precisamente. Los problemas y escándalos se le agolpan, y tendrá que lidiar con ellos como pueda, ya que pueden tener graves consecuencias para la planificación de la próxima temporada.

El de Terrassa ya sabe que tendrá muy difícil darle la vuelta a la situación esta campaña. Descolgados de la lucha por el título liguero, sus únicos objetivos serán conseguir hacer un papel decente en la Copa del Rey, y conseguir llegar a octavos en la Liga de Campeones, aunque esto ´último podría no ser nada fácil, ya que necesitan ganar al Benfica para ello.



Quizás por eso, ya tiene un ojo puesto en la temporada que viene. Espera construir un equipo competitivo, con el que poder volver a luchar y competir en condiciones, sin arrastrarse por el campo como han en varios partidos a lo largo de este curso. Para ello, ya empieza a tomar buena nota de ellos jugadores que se han quedado en la Ciudad Condal durante el parón de selecciones. Ha tenido más de una semana para trabajar con ellos y ver quiénes le pueden valer.

Y lo que ha descubierto es que tiene un lío gordo ente manos, con el que tendrá que lidiar. Un escándalo de grandes dimensiones y que tiene a la ‘Shisha’ como protagonista. Muchos pensaban que la deriva que llevaba el equipo era culpa de Koeman. Por eso cargaron contra él y el club le terminó echando tras la derrota en Vallecas frente al Rayo. Sus decisiones con algunos jugadores, abandonándolos al ostracismo como a Pjanic, había sido muy criticadas.

Aunque puede que no estuviera muy desencaminado. El bosnio, que se encuentra cedido en el Besiktas, fue pillado durante la concentración de su selección en este parón, bebiendo y fumando. Algo que hubiera pasado desapercibido, de no ser por su pobre actuación en el partido frente a Finlandia, en el que fue sustituido en la segunda mitad y silbado por su afición. Pero tras salir a la luz su conducta antes del partido, fue apartado de cara al siguiente duelo que tenían que jugar.

Muchos confiaban en que sin Koeman, Pjanic se pudiera convertir en el jefe de la medular culé. Esperaban que Xavi sacara lo mejor de él para un puesto en el que andan cortos de efectivos, pero esto complica las cosas. Aun así, querían respirar tranquilos porque tenían la opción B de Riqui Puig. El catalán tampoco contaba para Ronald, que incluso le dijo que se marchara en verano. Pero con el cambio de oportunidad, parecía llegar su momento.

Pero ha querido seguir los mismos pasos que Miralem, y en las últimas horas se ha filtrado una imagen donde se ve al canterano barcelonista fumando en una Shisha. Muchos ya se preguntan si Koeman no tenía razón con ellos dos, y la solución de Xavi es la misma, apartarles del equipo buscándoles una salida en el mercado.

Comenta con Facebook