Las "amistades peligrosas" de JJ Santos: Clemente y Matías Prats

Las "amistades peligrosas" de JJ Santos: Clemente y Matías Prats

| 2016-04-12

|

donDiario
donDiario
donDiario

Su polémica relación con Javier Clemente

JJ Santos es sin duda uno de los periodistas más influyentes del panorama periodístico español en el terreno deportivo. El actual jefe de deportes de Mediaset ha desarrollado su carrera en medios como Radio España, Onda Cero, Telecinco, TVE, AS, Onda Cero o Antena 3, televisiones y radios donde cultivó su famosa guerra contra Javier Clemente.

La pelea se remonta desde el año 92, cuando la Federación Española de Fútbol apercibió a su entonces seleccionador por haber llamado al periodista "cojo hijo de puta", en referencia al defecto físico de Santos. El propio aludido reconocería años después que Clemente presionó a TVE para que éste no acudiese a cubrir al Mundial, tal y como sucedió: "Como venga el cojo al Mundial, tendremos lío. Te aseguro que paro el entrenamiento. Estás avisado".

 

Abrazos y zancadillas 

En su polémico libro de memorias Abrazos y zancadillas, JJ Santos, describía de la siguiente manera a Matías Prats, padre del actual compañero del periodista deportivo: "Matías, tengo que admitirlo, es todo un personaje. Sería absurdo poner en duda su buen hacer ante la cámara y el tirón que suscita entre la gente. Pero se llevarían un buen susto si conociesen la otra cara de Matías. Algunos compañeros que trabajaban codo a codo con él en la redacción de Antena 3 y a los que suele dedicar muchos de sus premios recibidos, se subían por las paredes cuando el bueno de Matías declaraba en distintas entrevistas que estaba a primera hora de la mañana poniendo en marcha el informativo".

Santos insinuaba además que Prats era demasiado dócil con el poder: "Gracias a él he aprendido a callarme en determinados momentos. Aunque nunca logré asimilar otra de sus grandes virtudes: decir siempre lo que quiere escuchar el poderoso. Nunca olvidaré la lección que me dio en cierta ocasión. Durante días me había calentado la cabeza en el estudio despotricando sobre cierto directivo, cuyo nombre omitiré, que estaba perjudicando claramente nuestro trabajo. Yo me sumaba de manera entusiasta a sus quejas, apostillando que no había derecho a lo que nos estaban haciendo. Pues bien, días después, esa persona que tanto criticábamos desayunó con nosotros. Cuando tomé la palabra le hice saber nuestras quejas".

Y así describía Santos la supuesta puñalada: "De inmediato recibí una cornada dialéctica que me dejó temblando la femoral. Vamos, que salí vivo del envite de milagro. Poco después llegó el turno de Matías y se deshizo en elogios a la gestión del innombrable. Es más, le brindó todo tipo de colaboración para lo que fuera menester. El mandamás se iba hinchando de satisfacción por momentos ante tanto halago. Yo me iba hinchando también, pero de ira".

Es también memorable su rajada contra sus compañeros de Aquí hay tomate, que acababa de ser cancelado: "No veas lo que nos perjudicaban a los informativos los del Tomate. Un día salía Ramos comiéndose una hamburguesa y le llamaban guarro y no sé qué". "Otro día sacaban cómo Ronaldinho se pone borracho y luego ve tú a pedirle una entrevista".

donDiario
donDiario
donDiario