Los mayores robos culés de la historia (II): el atraco de Aytekin, en secreto, al PSG

Los mayores robos culés de la historia (II): el atraco de Aytekin, en secreto, al PSG

| 2021-11-02

| Eduardo Martín

donDiario
donDiario
donDiario

Lo vendieron como gesta pero fue escandaloso

Con ejemplos se ven mejor las cosas y después de destapar toda la mafia culé que han montado alrededor de los árbitros, para salir beneficiados y que sus robos sean olvidados por el público en general, es posible que te preguntes si todo esto ha llegado a influir tanto en el juego. Para ello, empezamos este nuevo serial en el que recordamos los mayores robos culés de la historia.

Con el tiempo se ha ido olvidando y para muchos ya ha pasado desapercibido, pero el perpetrado por Aytekin en la Champions de 2017, en el partido de vuelta de los octavos de final, es uno de los mayores escándalos que se recuerdan sobre un terreno de juego, sin justificación alguna y que algunos hoy todavía siguen sin ver. A pesar del cúmulo de jugadas polémicas que se produjeron y que siempre cayeron a favor del lado culé.

El PSG había acumulado una gran renta en el Parque de los Príncipes. Un 4 a 0 que les permitía afrontar el partido de vuelta con confianza, sin embargo, lo que les estaba por venir nadie lo esperaba. Desde Barcelona se han empeñado en vendernos el partido como una de las gestas más grandes de la historia, una remontada heroica. Pero omitiendo el detalle de que es uno de los robos más grandes de la historia, que se intentó mantener en secreto.

Una de las jugadas más polémicas para los aficionados fue el penalti de Mascherano a Di María, una jugada que sin embargo no se repitió por televisión, quizás conscientes de que estaban siendo demasiado cantosos y convenia no enervar más a la gente. Pero no fue la única, ya que con sólo un 1 a 0 en el marcador, el colegiado no quiso ver un claro penalti por mano de Macherano.

Donde no dudó tanto fue en inventarse un penalti sobre Neymar, cuando el defensa del PSG se había caído y es el brasileño quien se tropieza con él. Incomprensible para todos, pero que permitía seguir perpetrando el robo. Messi lo transformaba y con un 3 a 0 en el marcador parecía que la ayuda al Barcelona estaba cerca de cumplirse.

Pero Cavani les amargó la fiesta. Puso el 3 a 1 y hacía casi imposible la remontada, necesitaban tres goles en media hora. Pero Aytekin se quiso poner las pilas porque todavía no había dicho su última palabra. En el 90 decidió inventarse un penalti, ante un claro piscinazo de Luis Suárez. Una jugada más, para añadirle más épica al robo más clamoroso de la historia.

A todo esto habría que añadir la extraña decisión con las tarjetas, a Piqué le perdonaron una expulsión, o su incomprensible cambio de criterio en los penaltis. Y es que en el que le hacen a Neymar en un primer momento no lo había señalado. De hecho hizo el gesto de que se levante. Fueron las protestas las que le hicieron cambiar de parecer. Los parisinos también se quejaron de un posible penalti por mano de Piqué. Está claro que el Barça tenía que pasar esa eliminatoria.

donDiario
donDiario
donDiario