Messi se lo dice a la cara a Al Khelaïfi (y si no le hace caso tiene los días contados)

Messi se lo dice a la cara a Al Khelaïfi (y si no le hace caso tiene los días contados)

| 2022-01-02

| Lucas López

donDiario
donDiario
donDiario

Nuevo lío en París

A pesar de que ya no está en Barcelona, Messi sigue empeñado en hacer lo que le de la gana en París. Estaba acostumbrado en ser el más importante del club, teniendo influencia en las decisiones que se tomaban en los despachos, sobre todo las que tenían relación directa con la plantilla, y eso estaría intentando hacer con Al Khelaïfi.

No es la primera vez que el argentino sube al despacho del qatarí para trasladarle sus demandas. Lo hizo con Pochettino e incluso con algún jugador con el que no estaba a gusto en el vestuario y le quería dar puerta. Sin embargo, las cosas no son tan fácil como eran en la Ciudad Condal. Aquí tiene un hueso mucho más duro de roes y no va a satisfacer tan fácilmente sus expectativas.

Además, Messi no está en la mejor situación para exigir cosas. Su pobre rendimiento en la primera mitad de la temporada le han puesto en el punto de mira. No ha cumplido las expectativas de lo que se espera para un jugador que ha sido nombrado como el mejor del año 2021. El público y la prensa critica su actitud, en muchas ocasiones deambulando sobre los terrenos de juego, muy alejado de donde se está produciendo la jugada.

Sin embargo, él defiende que la culpa de eso es de Pochettino, que no encaja en su sistema. Por eso, ante la marcha de Mbappé al Madrid, ya le ha dicho en la cara al presidente del conjunto parisino cuál es el jugador que quiere como sustituto, con el que estaría mucho más a gusto y asentado en el equipo. Pero es que además le ha amenazado con marcharse si no le hace caso en esto.

En primer lugar, se ha rumoreado con la posible llegada de Dembélé. Desde hace varios años, Al KhelaÍfi quiere afrancesar la plantilla y Ousmane podría ser una buena vía. Jugador de ataque, del país galo y joven, por lo que todavía puede tener un futuro prometedor. Además de ser un nuevo golpe para el Barça ya que llegaría gratis y proseguiría así su venganza. Sin embargo, el argentino quiere evitarlo a toda costa. No terminó de encajar con él cuando coincidió en el equipo culé.

Por eso, sí que ha puesto sobre la mesa cuál sería el mejor fichaje goleador, y ese no es otro que Luis Suárez. Leo quiere hacer del PSG su propio patio de recreo, y tras unirse a Neymar estaría intentado traer al uruguayo, para volver así a la MSN. La gran amistad que les une sin duda sería un punto a su favor. Sin embargo no está tan claro que en París lo vean con buenos ojos.

Suárez ha evidenciado en el Atlético estar ya mayor. No puede aguantar el ritmo de hace años y está más cerca del final de su carrera. Lo mismo que Messi, y en el PSG lo que buscan es un proyecto de futuro, no cambiar una joven estrella como Mbappé, por un jugador que está al borde de la retirada.

donDiario
donDiario
donDiario